Aerolíneas, Aviación Comercial, Destacamos

Asociaciones instan al gobierno holandés a no continuar con su política tributaria

ERA, IATA, AIRE, AFRAA, A4A, AACO, AAPA, ALTA y NACC han emitido un comunicado en el que explican que entienden que el gobierno holandés ha anunciado su intención de abordar el impacto ambiental de la aviación a través de su política tributaria, contemplando un impuesto a la aviación en toda Europa en el contexto de las negociaciones planificadas para 2019 sobre los “objetivos climáticos del acuerdo de París”. También se está estudiando un impuesto a las supuestas aeronaves “ruidosas y contaminantes” y, si se determina que ambas medidas son insuficientes, se podría introducir un impuesto a los pasajeros  en los a partir de 2021.

En un comunicado emitido ayer por ERA (European Regions Airline Association) se sostiene que además de la contradicción con el derecho y los principios internacionales, las asociaciones destacan el impacto negativo de los impuestos a los pasajeros del trasporte aéreo aplicados con anterioridad en los Países Bajos y otros países europeos. La política tributaria propuesta también está en desacuerdo con los principios que subyacen a todos los requisitos de la OACI con respecto a los gravámenes ambientales. La OACI adoptó una medida basada en el mercado mundial en octubre de 2016 para abordar las emisiones de la aviación internacional, con un apoyo abrumador de los Estados miembros de la OACI. El Preámbulo de la Resolución A39-3 de la OACI reitera que las medidas basadas en el mercado no deberían duplicarse y las emisiones de CO2 de la aviación internacional deberían contabilizarse solo una vez. Además,  se remarca que los vuelos dentro de la UE están sujetos al régimen de comercio de emisiones de la UE, en el que las aerolíneas ya pagan su contribución para reducir el impacto ambiental.