Destacamos, Industria

Cospedal destaca el papel de la industria en la Clausura de la Asamblea General de TEDAE

 

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha asegurado hoy que “el triángulo innovación-defensa-industria ya es claramente una realidad”, toda vez que “la industria de defensa es algo más que un mero suministrador, es un capacitador de primer nivel, es un motor de nuevas tecnologías y proyectos y tiene un papel fundamental en dos elementos claves muy relacionados entre sí como son la autonomía y la capacidad de disuasión”.

La ministra, que ha clausurado ayer al mediodía la Asamblea de la Asociación Española de Tecnologías de Defensa, Aeronáutica y Espacio (Tedae), ha subrayado que “la industria es el actor imprescindible para traducir la necesidad operativa en soluciones tecnológicas y viables”, a la vez que “tiene un papel fundamental en el ámbito de la preparación porque provee los equipos y sistemas necesarios para que la defensa llegue a buen fin”. “Lo hace, desde mi humilde opinión, de una forma eficaz y de manera excelente”, ha añadido, puesto que todas estas ventajas se trasladan al progreso del conjunto de la sociedad.

“España ha pasado de ser un mero usuario de sistemas ha ser un país donde se planea, se desarrolla, se ejecuta, se opera, y se hace con sistemas de armas complejos unas veces de manera autónoma y otras veces en conjunción con nuestros socios y aliados, esta autonomía para decidir lo que necesitamos , dónde lo desplegamos y cómo lo tenemos que hacer, es fundamental porque crea un tejido empresarial altamente competitivo, y por ello es justo destacar que cuando la situación financiera del país ha sido la que todos conocemos la industria se ha mantenido, ha arrimado el hombro y no ha dejado de aportar su valor añadido a toda la sociedad” añadió Cospedal.

La ministra también ha destacado el papel exportador de la industria de defensa, exponiendo que actualmente es un 15% superior a lo que era hace una década. Con unas cifras globales de negocio de 10.700 millones de euros en 2016, un 53% en el sector civil y un 47% en el sector de la Defensa y la Seguridad. Lo que supuso un incremento del volumen de negocio de más de un 10% en los sectores que representa TEDAE, como son Defensa, Aeronáutica y Espacial. Con una contribución al PIB Industrial que es del 6% con un 7,5% del gasto nacional en innovación realizado en estas empresas. Sobre estos datos la Ministra de Defensa, remarcó que es importante tenerlos en cuenta  “Cuando algunos se oponen de forma machacona al incremento en los gastos de defensa o defienden también de forma machacona la necesidad de la reducción de los gastos en el ámbito de defensa”. También se refirió a los puestos de trabajo que genera el sector que ascienden a los 55.000 empleos directos e indirectos, de los cuales una inmensa mayoría requieren de una alta cualificación, y que puede llegar a los 100.000 puestos si se añaden los empleos inducidos.

En referencia a la situación del escenario actual a nivel mundial, la ministra manifestó que “Muchos de los acontecimientos que suceden a nuestro alrededor, dibujan un escenario y un panorama de importantes incógnitas en términos de retos y de amenazas y lo que sabemos es que estos ya son distintos a los que eran en un mundo totalmente globalizado. Y ante estos cambios tenemos que adaptar los instrumentos de seguridad y defensa en la organización de nuestros ejércitos y también en la dotación de armamento y material. Desde el punto de vista de las Fuerzas Armadas nos va a exigir en los próximos años la adquisición de nuevos sistemas y plataformas diferentes a los planeados hace 20 años. En la actualidad nuestros ejércitos tienen acceso a programas punteros y a plataformas y sistemas de armas de vanguardia, gracias a la estrecha colaboración entre el sector público y privado, pero hay desajustes que corregir más en un ámbito tan exigente como el que tenemos hoy”