Aviación militar, Destacamos

La ministra supervisa el ejercicio ‘Eagle Eye’

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha asegurado hoy en Tarragona que las Fuerzas Armadas Españolas “están permanentemente adiestrándose y preparándose para responder ante cualquier ataque a la democracia”. “Actuar en cualquier momento, cuando se les requiera y como se les requiera. Esta es una de las características esenciales de unas Fuerzas Armadas modernas como las nuestras”, ha añadido.

Estas declaraciones se han producido durante la visita de la responsable del Departamento al desarrollo del Ejercicio Eagle Eye 17-03, que tiene por objeto el perfeccionamiento en la coordinación de todos los medios de defensa aérea y que congrega a efectivos del Ejército de Tierra, del Aire y de la Armada. “Ejercitar estas capacidades, adiestrar a todos los componentes capaces de contribuir al sistema de Defensa Aérea, y evaluar a los medios terrestres, navales y aéreos asignados al Mando de Defensa y Operaciones Aéreas es el objetivo de este ejercicio”, ha explicado la ministra.

En este sentido, ha puntualizado que se trata de “un ejercicio muy complejo”, que requiere de una estudiada planificación desde hace meses y que se trata del tercero de estas características que se ha celebrado en el año 2017, tras los ejecutados en marzo en el Mar de Alborán y en junio en Canarias.

La ministra de Defensa ha señalado que “el entrenamiento y la evaluación constante son imprescindibles para asegurarnos de que nuestras Fuerzas Armadas estén bien preparadas para hacer frente a cualquier riesgo que pueda amenazar la seguridad de las familias españolas y los intereses de nuestro país” y que en estos ejercicios se constata que “están preparadas para desplegar en cualquier momento y ser autosuficientes”.

“Tener unas Fuerzas Armadas bien preparadas, bien adiestradas y bien equipadas para permitir el ejercicio de nuestras libertades es un aspecto fundamental para un país avanzado y democrático como es el nuestro”, ha indicado Cospedal antes de aseverar que “a veces, la labor que hacen las Fuerzas Armadas parece invisible, pero es algo muy real”. “Si no tuviéramos la seguridad y la defensa que a los españoles nos proporcionan las Fuerzas Armadas no sería posible el ejercicio de nuestros derechos y libertades”, ha apuntado.

Asimismo, la ministra ha querido resaltar a los 3.300 catalanes que forman parte de los Ejércitos y la Armada en toda España y a los más de 2.000 militares destinados en las diferentes unidades ubicadas en Cataluña.

En el Ejercicio Eagle Eye 17-03 han participado unidades del Mando de Artillería Antiaérea del Ejército de Tierra, la fragata “Almirante Juan de Borbón” (F102) de la Armada, además de seis aeronaves “Eurofighter” pertenecientes al Ala 14 del Ejército del Aire.

Durante este tipo de ejercicios se ejecutan misiones aéreas defensivas como respuesta a incursiones y movimientos de aeronaves no identificadas, con el objetivo de adiestrar y evaluar a los medios terrestres, navales y aéreos. El Sistema de Defensa Aérea español está dotado de aviones de combate desplegados en cinco bases, cuatro en la península y una en Canarias. Cuenta además, con tres Centros de Mando y Control y 13 Escuadrones de Vigilancia Aérea, que permiten la detección y seguimiento de aeronaves, y la conducción de los cazas en caso de interceptación. A ellos se les pueden sumar baterías de defensa antiaérea del Ejército de Tierra y fragatas tipo F-100 de la Armada.