Aviación militar, Destacamos, Industria

Noviembre caliente en el mercado de cazas

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos anunciaba el pasado 17 de noviembre la muy esperada aprobación de las ventas de nuevos cazas a Catar y Kuwait En concreto se trata de 72 F-15 Advanced Eagle a Catar y hasta 40 F/A-18E/F Super Hornet a Kuwait, por un valor de 21.100 y 10.100 millones de dólares, respectivamente. A pesar de estas cifras, pocos días después altos oficiales kuwaitíes anunciaban que su país adquiriría tan solo 28 aviones, por lo que se desconoce el alcance exacto del contrato final y el equipamiento incluido. Con estas ventas, las líneas de producción de ambos cazas, sitas en la factoría de Boeing en San Louis y amenazadas de inminente cierre, se verán ampliamente extendidas hasta bien entrada la próxima década.

Por otra parte, el gobierno canadiense anunciaba que va a iniciar el próximo 2017 un nuevo proceso de selección de aviones de combate para sustituir a los veteranos F/A-18 Hornet. Mientras se finaliza la selección, Canadá ha decidido hacerse con 18 Boeing F/A-18E/F Super Hornet que complementarán a los actuales Hornet hasta la llegada del nuevo avión. Con esto Canadá claramente se aleja del F-35 de Lockheed Martin previamente seleccionado por el anterior gobierno conservador, y mejora las posibilidades del Super Hornet de hacerse con el contrato.