Destacamos

Oris presentó un reloj inspirado en el Dewoitine D.26

 

Oris presentó un reloj de edición limitada parte de la familia Big Crown, rindiendo así homenaje al excepcional papel desempeñado por la aeronave Dewoitine D.26 en la historia de la aviación. El modelo Big Crown D.26 286 HB-RAG Oris Limited Edition rinde homenaje al avión de entrenamiento diseñado por el ingeniero francés Emile Dewoitine y estará limitado a 1.931 piezas

Tras este reloj se encuentra la nueva colaboración entre Oris y ‘Hangar 31’, un grupo de apasionados voluntarios que preservan y hacen volar la histórica aeronave Dewoitine D.26 desde su base, situada en el pueblo suizo de Grenchen, hasta el pie de las montañas del Jura. El lema de Hangar 31 es ‘Conservare et volare’, es decir, protege y vuela

La historia del Dewoitine D.26 286 HB-RAG se remonta al 20 de agosto de 1931, fecha en la que se puso en marcha por primera vez, siendo uno de los 11 aviones encargados por el gobierno suizo y construido bajo licencia por el Eidgenössische Konstruktionswerkstaette K+W (taller federal de construcción) en Thun, Suiza. Permaneció en las Fuerzas Aéreas suizas hasta 1948 y se utilizó para instruir a los pilotos en prácticas. Tras ser decomisado, se utilizó como remolque de planeadores en el aire, en Lausanne, Sion y Zúrich. A esto le siguió un largo periodo de abandono, antes de ser restaurado y más tarde expuesto en un museo de Dübendorf, cerca de Zúrich

En 2015, Dewoitine D.26 286 HB-RAG pasó a manos de Hangar 31, que se encarga de su mantenimiento y lo hace volar regularmente, continuando su histórica trayectoria. En la actualidad, es uno de los dos últimos D.26 originales que sigue volando.

Oris cuenta con una rica historia en el mundo de la aviación y ha trabajado con numerosas organizaciones sin ánimo de lucro que se encargan de conservar los aviones históricos. Los vínculos de la marca con el mundo de la aviación se remontan a los albores de la aeronáutica, a principios de 1910, cuando Oris creó su primer reloj inspirado en la aviación. Tras este hito, se lanzó el primer reloj de pulsera de piloto Oris y un siglo después se conmemora con el 1917 Limited Edition. La familia Big Crown fue presentada en 1938 y, con la Segunda Guerra Mundial acercándose, el cronógrafo demostró ser una herramienta esencial para pilotos que necesitaban un modelo claramente legible, con corona sobredimensionada que permitiera el ajuste del reloj con guantes durante el vuelo

El Big Crown D.26 286 HB-RAG Oris Limited Edition está inspirado en el diseño original Big Crown y hereda su bisel acanalado y la aguja central de indicación de fecha pointer, complicación característica de Oris. Su caja de acero es de 40mm de diámetro; su correa de piel marrón, su esfera verde y su estuche especial de piel están inspirados en los acabados y materiales de la cabina del D.26 y está equipado con un movimiento mecánico automático.