Espacio

BepiColombo llega al Puerto Espacial Europeo

La nave de la misión BepiColombo a Mercurio ha llegado sin problemas al Puerto Espacial Europeo de Kourou (Guayana Francesa), marcando el comienzo de los seis meses de preparativos para su lanzamiento.
Esta misión conjunta de la ESA y la JAXA, que comprende tres módulos y un parasol, se trasladó por carretera desde el corazón tecnológico de la ESA en los Países Bajos hasta el aeropuerto de Schiphol, en Ámsterdam. Desde allí, durante las cuatro pasadas semanas se ha ido transportando hasta la ciudad guayanesa a bordo de cuatro aviones de carga Antonov.

También se han enviado 40 contenedores con equipamiento básico de asistencia terrestre, hardware y otros elementos necesarios para las pruebas de prelanzamiento y configuración de la nave. Otros 15 contenedores viajaron por mar.
Los envíos también incluían efectos personales: gran parte del equipo de la misión pasará la mayoría de los próximos seis meses fuera de casa, dedicándose en exclusiva a los preparativos para el lanzamiento.
Una vez en el puerto espacial, una de las primeras tareas ha sido montar las oficinas y las salas de control, y establecer las conexiones de red que darán soporte a los enlaces remotos del personal situado en otras partes del mundo para la comunicación con los equipos de prueba conectados a la nave.
También se ha verificado que las salas limpias en las instalaciones de preparación del satélite estén listas.

En cuanto llegó la nave, se abrieron los contenedores y los módulos se izaron en sus respectivas grúas multifunción para someterlos a inspección y confirmar que no habían surgido problemas durante el transporte. La nave se conectó y se probaron las baterías y los distintos sistemas mecánicos y eléctricos de asistencia terrestre instalados.

A lo largo de los próximos seis meses, las alas solares se fijarán a los módulos y se probarán sus mecanismos de despliegue, la nave se revestirá con un aislante protector que la dejara lista para el adverso entorno espacial y las temperaturas extremas que experimentará al operar tan cerca del Sol, se colocará el parasol, se efectuarán los tests de presión, se cargará el combustible y se interconectarán los tres módulos.
El Orbitador Planetario a Mercurio de la ESA y el Orbitador Magnetosférico de Mercurio de la JAXA viajarán juntos hasta el planeta más cercano al Sol a bordo del Módulo de Transferencia a Mercurio de la ESA.
Durante las semanas finales, la nave completa se introducirá en la cofia del cohete Ariane 5 y se preparará el vehículo de lanzamiento, que quedará listo para enviar la misión a su viaje de siete años alrededor del Sistema Solar interior para investigar los misterios de Mercurio.

La ventana de lanzamiento se abre el 5 de octubre y se cierra el 29 de noviembre de 2018.

Quizá también te interese...