Espacio

El Monitor de Interacciones Atmósfera-Espacio (ASIM) de camino a la ISS

 

Tormenta eléctrica vista desde la ISS

El observatorio de la ESA que monitorizará las descargas eléctricas en nuestra atmósfera superior ya se encuentra en camino a la Estación Espacial Internacional. El Monitor de Interacciones Atmósfera-Espacio (ASIM) viaja a bordo de un vehículo Dragon que despegó ayer a las 20:30 GMT (16:40 hora local) del Centro Espacial Kennedy de Florida (Estados Unidos).
Una serie de instrumentos buscará descargas eléctricas a gran altitud asociadas con condiciones meteorológicas tormentosas. Es la primera vez que un conjunto de cámaras de alta sensibilidad, sensores de luz y detectores de rayos X y gamma vuelan juntos para estudiar la anatomía interna de los fenómenos luminosos que tienen lugar la atmósfera superior terrestre y su relación con emisiones de radiación de alta energía.

ASIM quedará montado en el laboratorio europeo Columbus, mirando directamente a la Tierra. La tripulación de la ISS lo instalará con ayuda del brazo robótico de la Estación nueve días después de su llegada.
Desde su situación privilegiada a 400 km por encima de la Tierra, ASIM será capaz de detectar gigantescas descargas eléctricas, un fenómeno difícil de observar desde el suelo pero estudiado anteriormente desde la Estación por el astronauta de la ESA Andreas Mogensen en 2015.
Este monitor dedicado mejorará nuestra comprensión del efecto de las tormentas eléctricas en la atmósfera y contribuirá a la elaboración de modelos climáticos más precisos.