Espacio

Thales Alenia Space firma con la ESA el contrato de desarrollo preliminar de Space Rider

Thales Alenia Space (TAS) y ELV como co-contratista, han firmado un contrato con la Agencia Espacial Europea (ESA) para la ingeniería y el desarrollo preliminar del sistema de transporte automatizado y reutilizable Space Rider, diseñado para ser lanzado por el nuevo lanzador ligero Vega C y puesto en órbita terrestre baja (LEO).

El objetivo de Space Rider es proporcionar a Europa un sistema de transporte espacial completamente autónomo, asequible, independiente y reutilizable para misiones no tripuladas y para un acceso rutinario de ida y vuelta a órbitas bajas. Se usará para transportar una variedad de cargas útiles a diferentes altitudes e inclinaciones de la órbita baja terrestre.

Con una configuración de ascenso “lifting body”, Space Rider está diseñado como una plataforma orbital autónoma, capaz de permanecer durante dos meses en órbita y de regresar a la Tierra después de una reentrada segura. Podrá ser recuperado junto con su carga útil, reconfigurado y reutilizado para un máximo de hasta seis misiones. Combina las características de un sistema espacial diseñado tanto para experimentos científicos en órbita baja como para el guiado fuera de la atmósfera y el aterrizaje automático, incluyendo experimentos de microgravedad, validaciones en órbita, pruebas tecnológicas ligadas a la ciencia y la exploración, así como la recuperación de cargas útiles en Tierra para su análisis y la realización de nuevos experimentos.

Space Rider es el sucesor del IXV (Intermediate eXperimental Vehicle) de la ESA, que el 11 de febrero de 2015 realizó un vuelo suborbital impecable con una reentrada atmosférica seguida de un aterrizaje en el mar.

Liderando un consorcio de fabricantes europeos, centros de investigación y universidades, Thales Alenia Space es responsable del desarrollo del módulo de reentrada atmosférica (RM) derivado del IXV. ELV está a cargo del desarrollo del módulo de servicio derivado de la etapa superior AVUM (Attitude and Vernier Upper Module) del lanzador Vega C. Los socios de este nuevo programa se benefician de la experiencia adquirida en el IXV, programa que contó con un fuerte respaldo de la Agencia Espacial Italiana (ASI).