Espacio

Thales Alenia Space firma un contrato con la ESA para la misión SMILE

Thales Alenia Space ha sido recientemente galardonada con uno de los tres estudios concurrentes financiados por la Agencia Espacial Europea (ESA) para liderar la definición del diseño del módulo de carga útil (PLM) para SMILE (Solar Wind Magnetospheric Ionospheric Link Explorer). SMILE es una misión científica conjunta entre la ESA y la Academia China de Ciencias (CAS), que tiene como objetivo investigar la interacción entre el escudo protector de la Tierra -la magnetosfera- y el viento solar supersónico.

El satélite SMILE consiste en una plataforma, proporcionada por la Academia China de Ciencias, y un módulo de carga útil completamente independiente, proporcionado por la ESA. El PLM aloja los cuatro instrumentos científicos suministrados por Canadá, Reino Unido y China, la Unidad de Control y Memoria de Masa del PLM, la Unidad de Distribución de Potencia del PLM y el sistema de comunicación en banda X utilizado para transmitir todos los datos científicos. Durante la fase de estudio, Thales Alenia Space en el Reino Unido trabajará con el equipo de la ESA para definir y optimizar el PLM, incluyendo la solución estructural y térmica, la definición de los equipos de soporte del PLM, el alojamiento de los cuatro instrumentos científicos y la entrega de todos los datos científicos a la Tierra. Con un lanzamiento previsto en 2021 desde la Guayana Francesa, el satélite de dos toneladas entrará en una órbita altamente elíptica (HEO) con un apogeo de alrededor de 120.000 kilómetros sobre el Polo Norte de la Tierra.

Después de una evaluación competitiva previa a la PDR (Revisión Preliminar de Diseño), uno de los diseños en competición será seleccionado para la misión SMILE. Si tiene éxito, Thales Alenia Space en el Reino Unido se encargará de la adquisición de los equipos y ensamblará, integrará y probará el módulo de carga útil en la futura Instalación Nacional de Pruebas de Satélites del Reino Unido. Esta instalación de primer nivel mundial, cuya apertura está prevista para 2020, ha obtenido financiación del Fondo de Desafío de Estrategia Industrial del Gobierno británico con el objetivo de impulsar las capacidades espaciales del Reino Unido para el diseño y la construcción de instrumentos espaciales más complejos y satélites tecnológicamente avanzados.