Destacamos, Industria

El 787-10 Dreamliner de Boeing consigue la aprobación de la FAA para su uso en aviación comercial

Boeing ha anunciado hoy que el avión 787-10 Dreamliner ha obtenido una Certificación de Tipo Revisado (ATC) de la FAA estadounidense, que autoriza al avión para uso comercial.

La obtención de la ATC finaliza un exitoso programa de vuelos de prueba que comenzó en marzo de 2017 y que utilizó tres aviones de prueba que acumularon cerca de 900 horas de vuelo. El equipo de este programa sometió a los aviones a una serie de exámenes para confirmar que su manejo, sus sistemas y su desempeño general cumplían con los requisitos internos y las normas de certificación para garantizar la seguridad en el aire.

Está previsto que otras agencias regulatorias de aviación sigan los pasos de la FAA y certifiquen el avión antes de su entrada en servicio.

La familia 787 Dreamliner está formada por aviones súper-eficientes con nuevas características ideadas para la comodidad de los pasajeros. Al ser una versión más alargada que el 787-9, el 787-10 conserva más del 95 por ciento de las características del modelo anterior a la vez que suma más asientos y capacidad de carga, y establece una nueva cota de referencia en cuanto a eficiencia en el consumo de combustible y rendimiento operativo, ya que mejora en un 25 por ciento el consumo de combustible por asiento y las emisiones de los aviones a los que sustituirá. Con la configuración típica de dos clases, el avión puede transportar 330 pasajeros una distancia de hasta 6.430 millas náuticas (11.919 km).

Hasta la fecha, Boeing ha registrado más de 170 pedidos del 787-10 de nueve clientes de todo el mundo. La primera entrega prevista es para Singapore Airlines en el primer semestre de 2018.