Aerolíneas, Aviación Comercial, Destacamos, Industria

Ryanair espera que los retrasos en la entrega del MAX reduzcan su crecimiento

Ryanair Holdings actualizó a los inversores sobre la incertidumbre actual en las entregas de Boeing 737 MAX durante el invierno ’19 y el verano ’20.

El CEO de Ryanair, Michael O’Leary, dijo: «Ryanair sigue comprometido con el avión B737 MAX, y ahora espera que vuelva al servicio antes de finales de 2019, sin embargo, la fecha exacta del regreso sigue siendo incierta. Boeing espera que un paquete de certificación se presente a los reguladores en septiembre y que vuelva al servicio poco después. Creemos que sería prudente planificar que la fecha se deslice en algunos meses, posiblemente hasta diciembre. Como Ryanair ha ordenado los Boeing MAX200, que son una variante de la aeronave MAX, estos deben estar certificados por separado por la FAA y la EASA. Ryanair espera que el MAX200 se apruebe para volar dentro de los 2 meses posteriores al regreso de MAX al servicio.

En consecuencia, Ryanair ahora espera recibir su primer avión MAX200 entre enero y febrero de 2020. Como Ryanair solo puede recibir entre 6 y 8 aviones nuevos cada mes, ahora estamos planificando nuestros horarios de verano 2020 basados ​​en recibir hasta 30 B737 MAX  hasta fines de mayo de 2020. Esto es menos que las 58 aeronaves MAX  programadas originalmente para operar en nuestro horario de verano 2020. Este número podría aumentar o disminuir, dependiendo de cuándo el B737 MAX vuelva realmente a volar.

Ryanair ahora revisará su programa de verano 2020 basado en 30 aeronaves incrementales, en lugar de 58. Esto reducirá la tasa de crecimiento de la temporada de verano 2020 de Ryanair del 7% al 3%. Este déficit en las entregas de aviones requerirá algunos recortes y cierres de base para el verano de 2020, pero también para el calendario de invierno de 2019. Estamos iniciando una serie de conversaciones con nuestros aeropuertos para determinar cuáles de las bases de Ryanair con resultados deficientes  deberían sufrir estos recortes y / o cierres a corto plazo a partir de noviembre de 2019.

También consultaremos con nuestra gente y nuestros sindicatos para planificar e implementar estos cortes de base y cierres, causados ​​directamente por los retrasos de entrega de B737 MAX al programa B737 MAX.

Ryanair continuará trabajando con Boeing y EASA para solventar estos retrasos de entrega durante el invierno de 2020, para que podamos restablecer nuestro crecimiento a niveles normales en el verano de 2021 «.