Aerolíneas, Aviación Comercial, Destacamos

Volotea adhiere a la petición “Airlines for Europe”

 

Tal como denuncia Airlines for Europe (A4E), 2018 se está convirtiendo en uno de los peores años en casi una década debido a los retrasos de ATC y cancelaciones.

Eurocontrol revela que la capacidad de ATC y la falta de personal conducen a un incremento del 50% de vuelos retrasados en octubre de 2018 comparado con el año anterior.

En 2018, Eurocontrol estima que el total de minutos de retraso alcanzará el 53% en comparación con el año pasado debido a las huelgas y la escasez de recursos (14,3 millones de minutos en 2018 en comparación con 9.3 millones de minutos en 2017).

A4E insta a la Unión Europea y los gobiernos nacionales a tomar rápidamente una medida decisiva sobre la reforma del sistema de gestión del Tráfico Aéreo (ATM).

Estos últimos datos de retrasos son la continuación del peor verano de la historia debido a la falta de personal de ATC y los retrasos, que han causado estragos a las aerolíneas, a los pasajeros y la economía de Europa. Hasta la fecha, los miembros de las aerolíneas que forman A4E se han visto obligados a cancelar cerca de 5.000 vuelos como resultado de las huelgas de control aéreo, afectando directamente a 800.000 pasajeros, mientras que millones más se han visto afectados por los retrasos de vuelos causados por la falta de personal de control aéreo, las desviaciones del espacio aéreo y la falta de refuerzos.

Según un estudio realizado por PriceWaterhouseCoopers (PwC), el coste estimado de las huelgas de control aéreo (ATC) en la Unión Europea entre 2010 y 2017 ha sido de 13.4 billones de euros y esta cifra continúa creciendo. En 2017, la Comisión Europea publicó cifras que revelan de manera más clara la magnitud del problema: desde 2005, la UE ha sufrido unas 357 huelgas de control de tráfico aéreo, 254 de las cuales se han producido en Francia, que ha registrado un incremento del 300% de huelgas de controladores de tráfico aéreo (ATC) comparado con 2017.

La aerolínea propone que la forma de eliminar las ineficiencias del espacio aéreo es que se introduzca un “Cielo Único Europeo”, ya que sto integraría  los diferentes espacios aéreos nacionales en un solo concepto operacional en todo el continente. Los Estados miembros de la UE mantendrían la soberanía de su espacio aéreo mientras cooperan a través de las fronteras para facilitar operaciones de vuelo sin problemas y poder ser más eficientes al servicio de los pasajeros.

Quizá también te interese...