Aviación militar, Destacamos, Industria

El Secretario de Defensa británico presume de sus F-35

El secretario de Defensa británico, Gavin Williamson, ha presumido hoy del poder aéreo de combate de Gran Bretaña durante su visita al  nuevo hangar RAF Marham.

El Secretario de Defensa anunció que el Reino Unido dispone ahora de nueve aviones F-35 Lightning listos para ser desplegados en operaciones en todo el mundo. Los F-35 Lightnings formarán la columna vertebral de la flota aérea de combate del Reino Unido junto a los cazas Typhoon, que el Secretario de Defensa también recodó que ya están equipados con un conjunto de armas complejas de última generación para aumentar enormemente su capacidad.

Bajo el «Proyecto Centurión», con un coste de 425 millones de libras en los últimos tres años, el Typhoon cuenta ya a su disposición con el misil de crucero Storm Shadow, el misil aire-aire Meteor y el misil de ataque preciso Brimstone .

Completadas a tiempo y dentro de lo presupuestado, estas actualizaciones transforman la flota en una plataforma de combate aéreo multi-rol a la vanguardia, para las próximas décadas. En las mejoras de los aviones de combate participaron empresas como BAE Systems, MBDA y Leonardo.

El Secretario de Defensa hizo el anuncio frente a cuatro aeronaves diferentes, en un hangar de mantenimiento completamente nuevo en la RAF Marham, que inauguró hoy junto con un nuevo centro de capacitación. Estas instalaciones, junto a las pistas recientemente pavimentadas y a las nuevas pistas de aterrizaje adecuadas para el aterrizaje vertical de las aeronaves, representan un aspecto clave de las 550 millones de libras invertidas en la base de Norfolk.

Durante el próximo año los pilotos y personal de tierra del F-35 Lightning continuarán aprendiendo cómo operar y mantener los aviones en el nuevo centro que cuenta con simuladores de última generación. La instalación ofrece un entorno de entrenamiento realista que replica los desafíos a los que se enfrentarán tanto los pilotos como la tripulación para apoyar y operar el F-35 Lightning. Los pilotos del Escuadrón 617, que ya se encuentran en la RAF Marham se entrenarán para volar esta nueva generación de aviones.

Tener los F-35 listos para operar a tiempo representa un gran hito en este proyecto de defensa en el que el Reino Unido ha sido un socio fundamental durante casi 25 años. Alrededor de 150 empleados británicos habían estado trabajando con los aviones en  Estados Unidos antes de que el primer lote  llegara al Reino Unido el verano pasado. El programa no solo ofrece al Reino Unido nuevas capacidades militares, sino que la industria de defensa británica fabrica el 15% de una cartera de pedidos global de más de 3.000 aeronaves y genera alrededor de 25.000 empleos en ese país.

Quizá también te interese...