Aviación militar, Destacamos

30 años del primer servicio de alarma de los F-18 del Ejército del Aire español

Foto: Miguel Ángel Blázquez Yubero

 

 

Hoy se cumplen 30 años del inicio del servicio de alarma aérea por parte de los F18 del Ala 15 en la base aérea de Zaragoza.

El 14 de enero de 1989 estos aviones comenzaron su labor de vigilancia del espacio aéreo, labor que hoy continúan llevando a cabo a entera satisfacción, tras su modernización en la primera década de este siglo.

Se puede considerar que aquel día los recién llegados F18 realizaron por primera vez una misión operativa, comenzando, de este modo, una nueva era en la historia del Ejército del Aire, que hasta aquel momento no había contado con un avión de combate con estas capacidades.

A principios de la década de los ochenta y ante la necesidad de sustituir una serie de cazas que estaban llegando al final de su vida operativa, el Ejército del Aire lanzó el programa del Futuro Avión de Caza y Ataque (FACA).

Los primeros F18 llegaron en 1986 y la flota fue creciendo progresivamente hasta las 72 unidades inicialmente previstas, adquiridas a la US Navy. En los noventa llegaron otras 24 unidades a la base aérea de Morón (Sevilla), que luego fueron transferidas a la base aérea de Gando (Gran Canaria).

El servicio de alarma aérea es fundamental para la seguridad nacional. Una pareja de cazas está en alerta permanente en dos de las cuatro bases aéreas españolas peninsulares, que se alternan en este servicio.

Concretamente en las de Morón de la Frontera, Albacete, Torrejón de Ardoz, (Madrid) y Zaragoza. En la base aérea de Gando hay en alerta permanente un avión de caza. Cuando una aeronave no identificada es detectada, la alerta se trasmite a la base que en ese momento está de servicio, para que los cazas procedan en el menor tiempo posible a su identificación.

Los aviones de combate, Eurofighter y F18 del Ejército del Aire español se encargan de esta misión 24 horas al día y 365 días al año.