Destacamos, Industria

Boeing lleva nuevas tecnologías del laboratorio al banco de pruebas del ecoDemonstrator

 

Boeing va a lanzar su última ronda de vuelos de prueba para evaluar tecnologías innovadoras que podrían abordar los desafíos reales para aerolíneas y pasajeros: desde mejoras en seguridad y sostenibilidad hasta avances en la experiencia en vuelo. La compañía utilizará un avión 777 nuevo en 2019 que se utilizará como banco de pruebas volante para 50 proyectos.

Algunas de las tecnologías que se pondrán a prueba en el programa ecoDemonstrator este año son:

• Compartir información digital entre el control del tráfico aéreo, la cabina de mando y el centro de operaciones de la aerolínea para optimizar la eficiencia y seguridad de las rutas.
• Una aplicación de maletín electrónico de vuelo que utiliza comunicaciones de nueva generación para proporcionar información a los pilotos de forma automática sobre rutas alternativas si las condiciones climáticas lo requieren.
• Tecnologías de cabina conectadas para las áreas de cocinas y aseos, que supervisan condiciones como la temperatura y la humedad para poder realizar ajustes de manera automática.
• Cámaras para proporcionar a más pasajeros una vista del entorno del avión.

El programa ecoDemonstrator  empezó a funcionar en 2012. Cinco aviones (un 737-800, un 787-8 Dreamliner, un 757, un Embraer E170 y un 777 Carguero) probaron 112 tecnologías hasta 2018. Más de un tercio de las tecnologías han pasado a implantarse en Boeing o en socios del programa. Casi la mitad siguen en desarrollo, mientras que las pruebas de los otros proyectos se detuvieron tras obtener los datos que se pretendían conocer.

Entre las tecnologías que están hoy en uso se incluyen aplicaciones de iPad que proporcionan información en tiempo real a los pilotos y les permite reducir el consumo de combustible y las emisiones; información personalizable de la ruta de aproximación para reducir la contaminación acústica; y un sistema de cámaras en el 777X que ayudará a que los pilotos eviten obstáculos en tierra.

Una parte esencial del programa ecoDemonstrator es la colaboración con socios del sector para probar tecnologías de forma conjunta y compartir la información para mejorar la aviación. Más de una docena de socios participan en el programa en 2019, incluido un consorcio del sector que está desarrollando un patrón de conectividad para las cabinas del futuro que se conoce como iCabin.

Los vuelos de prueba se realizarán este otoño e incluirán un viaje al aeropuerto de Fráncfort (Alemania) en el que se presentará la misión de la tecnología del ecoDemonstrator ante representantes del gobierno y del sector, así como a estudiantes de STEM, para inspirar a próximas generaciones en el liderazgo aeroespacial. La mayoría de los vuelos de prueba emplearán combustible de aviación sostenible para reducir las emisiones de dióxido de carbono y demostrar la viabilidad de este combustible.