Aerolíneas, Destacamos, Industria

Comunicado de Boeing tras el informe preliminar del accidente ET302

Boeing ha publicado el siguiente comunicado respecto a la publicación en el día de hoy del informe preliminar de la investigación del vuelo 302 de Ethiopian Airlines por parte de la Oficina de Investigación de Accidentes de Etiopía (AIB, en sus siglas en inglés).

«En primer lugar, quiero reiterar nuestro más sincero pésame a las familias y a los seres queridos de las personas que perdieron la vida en el accidente», declaró Kevin McAllister, Presidente y Consejero Delegado de Boeing Commercial Airplanes. «Agradecemos a la Oficina de Investigación de Accidentes de Etiopía su gran trabajo y esfuerzos continuos. Esclarecer las circunstancias que provocaron este accidente es esencial para garantizar la seguridad aérea. Examinaremos con detalle el informe preliminar de la AIB, y tomaremos todas las medidas adicionales necesarias para aumentar la seguridad de nuestros aviones».

El comunicado continúa explicando que «La seguridad es un valor esencial para Boeing, y la seguridad de nuestros aviones, de los pasajeros de nuestros clientes y de sus tripulaciones es siempre nuestra prioridad número uno. Los expertos técnicos de Boeing siguen colaborando en la investigación, y equipos de toda la compañía trabajan para responder a lo que se ha aprendido del accidente del vuelo 610 de Lion Air del pasado mes de octubre».

El informe preliminar incluye información del registrador de datos de vuelo que indica que el avión recibió una señal errónea del sensor del ángulo de ataque que activó el sistema MCAS (Sistema de Aumento de las Características de Maniobras) durante el vuelo, al igual que en el caso del vuelo 610 de Lion Air.

El constructor aeronáutico también recoge en su comunicado que para garantizar que no se vuelva a activar el sistema MCAS por error, Boeing ha desarrollado y tiene previsto realizar una actualización de software para el MCAS, además de un amplio programa de formación para pilotos y de educación complementaria para el 737 MAX.

La actualización añade más niveles de protección, lo que evitaría que datos erróneos puedan provocar la activación del sistema MCAS. Las tripulaciones tendrán siempre la opción de anular el sistema MCAS y controlar el avión de forma manual.

Boeing sigue trabajando con la Administración Federal de Aviación de EE.UU. (FAA) y otras agencias regulatorias de todo el mundo en el desarrollo y la certificación de esta mejora y del programa de formación.

El fabricante norteamericano también sigue prestando asistencia técnica en la investigación de las autoridades etíopes en estrecha colaboración con la Oficina Nacional de Seguridad en los Transportes de EE.UU. (NTSB, por sus siglas en inglés). Como parte que proporciona asistencia técnica bajo la dirección de las autoridades investigadoras, Boeing tiene prohibido revelar cualquier información relacionada con la investigación de acuerdo con el protocolo internacional y la regulación de la NTSB. Según el protocolo internacional, sólo las autoridades a cargo de la investigación proporcionan información sobre la misma.

Quizá también te interese...