Aerolíneas, Destacamos

Delta presenta sus nuevos uniformes diseñados por Zac Posen

Mientras salía el sol por la mañana en las ciudades de todo el mundo, ayer se presentaba la nueva colección de uniformes para los 64.000 empleados de Delta Air Lines de aeropuertos, aviones y hangares, desde Sídney hasta Honolulu.

Creados por el referente de la moda y aclamado diseñador Zac Posen y fabricados con la calidad de la compañía Lands ‘End, los nuevos diseños adoptan un ajuste, forma y función innovadores, llevando a Delta hacia el futuro con estilo.

Esta colección muestra un mensaje de marca potente, llevando a Delta del look tradicional de una aerolínea estadounidense al glamour y la sofisticación de la moda de alto nivel, sin perder de vista la comodidad de un lavado a máquina, pensado para los empleados que están en continuo movimiento. La última actualización del uniforme de Delta fue en 2006 para los empleados que dan servicio al pasajero, (Delta Sky Club, agentes de billetes y aeropuerto, Chaquetas Rojas y tripulantes de cabina). Para el resto de empleados de servicio técnico (personal de mantenimiento, agentes de rampa y cargo y mecánicos), la compañía actualizó los uniformes en el año 2000.

La nueva indumentaria recoge las aportaciones de los empleados en cada paso del proceso de diseño. Durante tres meses, más de mil empleados de Delta en distintos puestos han probado los uniformes para asegurar que el diseño final serviría para distintas funciones de trabajo, diversa climatología y diferentes tipos de cuerpo. Los equipos de diseño de Zac Posen y Lands’ End crearon cientos de grupos de debate, designaron empleados que supervisaran el trabajo y recogieron recomendaciones a partir de más de 30.000 encuestas. Todos los comentarios recibidos llevaron a un total de más de 170 cambios.

Posen y su equipo se encargaron de incorporar nuevas telas y tecnologías. Introdujeron detalles sorprendentes, como el cuello de la blusa de mujer inspirado en el ala de un avión, así como toques funcionales basados en sugerencias de los empleados, como bolsillos para pasaportes y bolígrafos.

La innovación es un compromiso de marca para Delta y el equipo encargado de los uniformes eligió telas renovadas muy elásticas, anti desgarros, resistentes a las arrugas y manchas, repelentes al agua e impermeables, desodorizantes, resistentes al viento, antiestáticas y transpirables. Para mantener la seguridad de los empleados de Delta, los chalecos de seguridad están equipados con cinta reflectante metalizada dos veces más brillante que las usadas por otras líneas aéreas.

La aerolínea y consultores externos auditaron todas las telas produciendo incluso los elementos más pequeños del nuevo uniforme, completando pruebas exhaustivas para garantizar el confort y la seguridad de los empleados con telas de la más alta calidad.

La colección se estrenó ayer en diferentes desfiles que comenzaron en Atlanta, siguieron en Minneápolis y culminaron en Los Ángeles en un acto en el que se mostraron todos los uniformes de Delta de las últimas décadas. Además, los clientes de Delta podrán presenciar desfiles de moda a bordo, con el propio diseñador Zac Posen, a 30.000 pies de altura.