Destacamos, Industria

El vehículo autónomo aéreo de pasajeros de Boeing completa su primer vuelo

Ayer, Boeing completó con éxito el primer vuelo de prueba de su prototipo de vehículo autónomo aéreo de pasajeros en Manassas, Virginia. Boeing NeXt, que lidera los esfuerzos en movilidad aérea urbana de la compañía, diseñó y desarrolló a través de Aurora Flight Sciences, filial de Boeing, el vehículo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL) y seguirá haciendo pruebas para mejorar la seguridad y la fiabilidad del transporte aéreo autónomo a demanda.

El prototipo de vehículo aéreo de pasajeros completó el proceso controlado de despegue, suspensión en el aire y aterrizaje durante el vuelo, con el que se probaron las funciones autónomas del vehículo y los sistemas de control en tierra. En los futuros vuelos se probará el vuelo hacia delante soportado por las alas, y también la fase de transición entre los modos de vuelo vertical y hacia delante. Esta fase de transición suele ser el mayor reto de ingeniería en cualquier avión de despegue y aterrizaje vertical de alta velocidad.

Con un sistema de propulsión eléctrico, el prototipo de vehículo autónomo aéreo está diseñado para realizar un vuelo autónomo completo, desde el despegue hasta el aterrizaje, de hasta 80 kilómetros. Con una longitud de 9,14 metros y una anchura de 8,53 metros, su célula avanzada integra los sistemas de propulsión y las alas para volar eficientemente en suspensión y hacia delante.

El vuelo de prueba es el último hito alcanzado por Boeing NeXt. La división trabaja junto con las agencias regulatorias y los socios del sector para liderar la introducción responsable de un nuevo ecosistema de movilidad y garantizar un futuro donde los vehículos aéreos autónomos y los pilotados puedan coexistir de forma segura. Además del vehículo autónomo aéreo de pasajeros, la cartera de Boeing NeXt incluye un vehículo autónomo de carga completamente eléctrico diseñado para transportar hasta 226,8 kilos de mercancías, y otras plataformas de movilidad urbana, regional y global. El vehículo autónomo de carga completó su primer vuelo en túnel de viento el año pasado y pasará a las pruebas de vuelo en cielo abierto en 2019.