Destacamos, Espacio

Entrevista a Jorge Potti, director general de espacio de GMV

 

Jorge Potti, director general de espacio de GMV y desde 2016 también vicepresidente de Espacio en TEDAE
Constelación Galileo

La española GMV, empresa que comenzó siendo un grupo de ingenieros, y que en 34 años se ha convertido en una gran multinacional, ha resultado recientemente adjudicataria de un gran contrato con la Agencia Espacial Europea (ESA) para el mantenimiento y evolución del Segmento de Control en Tierra de Galileo (Galileo Ground Control Segment o GCS), el sistema global de navegación por satélite europeo, auténtico buque insignia de la creciente actividad espacial de la Unión Europea.

El contrato marco que la compañía ha suscrito con la ESA tiene una envolvente presupuestaria de 250 millones de euros, e incluye la contratación en firme de la primera Orden de Trabajo por un importe en torno a los 150 millones de euros. Se trata del mayor contrato firmado por GMV en su historia, además de ser el mayor contrato firmado por la industria espacial española. Entrevistamos a Jorge Potti, director general de espacio de GMV.

AR:¿Qué significa Galileo para GMV?

JP: Galileo es seguramente el programa espacial más importante para GMV, donde además se refleja de forma muy clara el gran crecimiento que ha tenido GMV en estos años. La constelación de satélites Galileo es el auténtico buque insignia de los programas espaciales de la Unión Europea, así como el programa espacial más ambicioso jamás acometido por Europa. GMV ha estado en el programa desde sus orígenes, inicialmente como programa de la Agencia Espacial Europea (ESA) y es donde España, con acierto, invirtió, lo que ha permitido que la industria española y GMV adquiriésemos una posición relevante en el programa. Con el tiempo, el programa pasó a manos de la Unión Europea que es quien a día de hoy financia el programa en su totalidad. GMV ha sabido ir tomando mayores niveles de responsabilidad y creciendo en cantidad y en calidad. Actualmente, impulsada por una estrategia de crecimiento en la que Galileo ha sido y es uno de los motores principales, GMV es una multinacional española con 1.800 ingenieros y presencia en doce países.

AR: ¿Cómo se gestó que su empresa optara a este contrato? ¿Cuál cree que fue el factor determinante para su obtención?

JP: Como indicaba anteriormente, GMV ha estado presente en el programa Galileo desde sus orígenes y a lo largo de los años hemos ido tomando un papel cada vez más importante en el mismo. GMV ha desarrollado durante años elementos críticos del segmento terreno de Galileo, tales como el Subsistema de Orbitografía y Sincronización de Tiempo (OSPF), el Subsistema de Procesado de Integridad (IPF), el Subsistema de Monitorizado de Red (MNE), el Subsistema de Provisión de Productos (SPF) y el Subsistema de Dinámica de Vuelo (FDF). También formamos parte del equipo de operaciones y más recientemente hemos tomado responsabilidad en el Centro de Servicios GNSS y en Centro de Referencia Galileo, así como en el Servicio de Búsqueda y Rescate. En paralelo, con una experiencia de más de 20 años, GMV ha adquirido un reconocido prestigio en el desarrollo de Centros de Control de Satélites hasta convertirse en el líder mundial para operadores comerciales de satélites de comunicaciones. Y en el área de ciberseguridad llevamos 20 años trabajando con las principales entidades financieras del país. Todo ello ha permitido a GMV competir en este contrato con los gigantes del sector en Europa. Creo que el factor determinante para ganar esta competición ha sido por una parte una gran determinación y tenacidad, dado que la fase de oferta de esta licitación se extendió en el tiempo de forma inusual, y por otro lado nuestra gran competitividad y la importante carga de innovación que hemos aportado, fruto de tecnologías y desarrollos provenientes de otros mercados y clientes.

AR: ¿Qué retos supone un contrato de esta magnitud para GMV?

JP:El reto es muy importante y lo asumimos con toda la motivación y la fuerza de un grupo de profesionales extraordinario, conscientes de la gran responsabilidad que hemos adquirido. En este contrato, GMV asume la responsabilidad directa del mantenimiento y evolución del Segmento Terreno de Control de Galileo, que es el responsable del seguimiento de la constelación Galileo en su conjunto e incluye todos los elementos necesarios a tal fin: el centro de control, el sistema de dinámica orbital, la planificación de misión, el soporte a las operaciones, las herramientas de simulación, la gestión de claves, la seguridad en la red, las estaciones de seguimiento, telecomando y telecontrol (TT&C) y la red de conexión entre todos los elementos. Nuestra labor, como líder de un equipo industrial compuesto por una decena de empresas, es por tanto la de arquitecto e integrador del sistema, así como la de validador con el fin de asegurar que el segmento terreno de control funciona a la perfección en todos los centros donde será instalado. Además, GMV asume el liderazgo del desarrollo y mantenimiento de las funciones más críticas del segmento.

AR: ¿Cuánto se prevé que crecerá la empresa como consecuencia de la firma de este contrato?

JP: Este contrato va a permitir un crecimiento importante tanto de la cifra de negocio como de nuestra capacidad de ingeniería, lo que nos va permitir alcanzar los dos mil ingenieros en plantilla. De forma quizás aún más importante, este contrato posiciona a GMV en un escalón superior de visibilidad y responsabilidad, lo que se traduce en un mayor desarrollo de la compañía.

AR: ¿Cómo se posiciona GMV a partir de ahora dentro de la industria espacial nacional e internacional?

JP: Con este contrato GMV se posiciona como la principal empresa española en generación de empleo y en capacidad de ingeniería en el sector espacial. En el concierto internacional espacial supone un gran espaldarazo, que nos sitúa como la principal industria europea de tamaño medio independiente de los cuatro grandes grupos espaciales industriales franceses, alemanes e italianos. Así que, además de un salto cuantitativo, este contrato supone un salto cualitativo muy importante sobre el que debemos apalancar nuestra estrategia de crecimiento.

AR: ¿Cuál es la próxima aspiración en el área de espacio de la compañía?

JP: En el área de espacio estamos trabajando de forma muy intensa en muchas áreas de actividad. Además de las dos grandes áreas de centros de control y navegación por satélite, conviene señalar el área de Vigilancia del Espacio, así como las áreas de procesamiento de datos y aplicaciones de observación de la Tierra. También en aviónica y sistemas embarcados de guiado, navegación y control en vehículos espaciales y lanzadores. Las áreas de autonomía y robótica merecen asimismo una mención especial debido a su esperado desarrollo futuro así como al alto grado de excelencia que, fruto de considerables inversiones, GMV está alcanzando.

Segmento terrestre global de Galileo

 

Quizá también te interese...