Espacio

Carga de combustible para los próximos cuatro satélites Galileo

Los próximos satélites de la constelación europea Galileo se han llenado con combustible en el Puerto Espacial Europeo de Kurú (Guayana Francesa) antes de su lanzamiento el 25 de julio.

Los cuatro satélites se introdujeron en contenedores protectores para su transporte desde el edificio de procesamiento S1A al edificio de preparación de carga útil S3B, donde se cargaron con la hidracina que permitirá su maniobra durante los doce años de vida útil.
El siguiente paso consistirá en incorporar el cuarteto al dispensador que los mantendrá en su lugar durante el lanzamiento y luego los liberará al espacio, una vez que la etapa superior del cohete Ariane 5 alcance su órbita prevista a 22.922 kilómetros de altitud.

Después, los satélites y el dispensador se introducirán en la etapa superior y se cerrarán con las dos partes de la cofia protectora, una de las cuales presenta el logotipo de la misión.

Entretanto, el cohete Ariane 5 utilizado para el lanzamiento (denominado VA244) se ha ensamblado dentro del edificio de integración de lanzadores del Puerto Espacial.

El sistema Galileo comenzó sus servicios iniciales el 15 de diciembre de 2016 y, en la actualidad, es utilizado en más de cien millones de dispositivos.

Galileo es el sistema global de navegación por satélite de Europa, formado por satélites en el espacio y la correspondiente infraestructura de tierra.

Las fases de definición, desarrollo y validación en órbita corrieron a cargo de la ESA, financiadas conjuntamente por la ESA y la Comisión Europea. Así se creó una miniconstelación de cuatro satélites y un segmento terrestre reducido, con el fin de validar el concepto antes de continuar con su despliegue.

Tras este éxito dio inicio la actual fase de Capacidad Plena de Operaciones, financiada en su totalidad por la UE y gestionada por la Comisión Europea. La Comisión Europea y la ESA han firmado un acuerdo de delegación en virtud del cual la ESA actúa como autoridad de diseño y agente de contratación del sistema en nombre de la Comisión Europea.