Espacio

El espacio europeo llega a la gran pantalla con Proxima

En Proxima, el nuevo filme de la directora francesa Alice Winocour, una astronauta de la ESA se prepara para una misión de larga duración en la Estación Espacial Internacional, por lo que durante el rodaje el reparto y el equipo técnico tuvieron acceso a centros de entrenamiento reales.

La galardonada actriz francesa Eva Green protagoniza la película en el papel de Sarah, una astrofísica que es seleccionada para un programa de un año en preparación para una futura misión a Marte. Como madre soltera, no es fácil conciliar el cuidado de su hija de corta edad con el intenso calendario de entrenamiento para su viaje al espacio.

Dirección y reparto

Al mismo tiempo, debe esforzarse el doble para demostrar su valía al ser la única mujer en un equipo exclusivamente masculino y multinacional, con un astronauta estadounidense interpretado por Matt Dillon y un cosmonauta ruso interpretado por Alexei Fateev. El actor alemán Lars Eidinger interpreta a la expareja de Sarah, a la que intenta brindar algo de apoyo.

Proxima es el tercer largometraje de Winocour, tras el drama gótico Augustine (2012) y el thriller psicológico Disorder, el protector (2015). Su última película ofrece una mirada intimista a la realidad de los viajes espaciales en la actualidad que resulta fresca y diferente frente a otros filmes recientes de temática espacial.

El deseo de la directora de hacer una película ambientada en el mundo de la exploración espacial se debe al interés que siempre le ha despertado este tema. “El espacio y la exploración espacial me fascinan desde que era niña. Con los años, he leído mucho sobre el tema. Pensaba que el espacio era cosa de ciencia ficción, pero hoy es nuestra realidad”, afirma.

El rodaje

Su investigación en la ESA acabó dando forma tanto al argumento como a los escenarios, el vestuario, los diálogos y los detalles de producción.

Winocour escribió el guion y rodó las escenas en localizaciones reales del Centro Europeo de Astronautas (EAC) de la ESA en Colonia (Alemania), la Ciudad de las Estrellas, cerca de Moscú, y el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán).

“Cuando nos reunimos con los formadores y visitamos las instalaciones, me llamó la atención que todo el trabajo que supone preparar a un astronauta para abandonar la Tierra, todos esos años de entrenamiento, no es algo que se haya visto a menudo en el cine”, explica Winocour.

El equipo de la película, formado por unas sesenta personas, comenzó a filmar en enero de 2018 y, un mes después, se trasladó a EAC, donde rodó escenas en la piscina de flotabilidad neutra, la sala de entrenamiento, los simuladores y el módulo de formación del laboratorio Columbus.

Además del rodaje en localizaciones reales, el personal de la ESA y varios de sus contratistas asesoraron a Winocour, a sus guionistas y a los actores sobre todos los aspectos de la preparación de los astronautas, especialmente para las escenas del entrenamiento bajo el agua. Eva Green, la actriz protagonista, pasó varios días en EAC y se reunió con los astronautas de la ESA Samantha Cristoforetti y Thomas Pesquet.

Las experiencias de Winocour en EAC también la llevaron a plasmar una idea que albergaba desde hacía tiempo: hacer una película sobre la relación entre madres e hijas. Como apunta la directora: “Mientras estaba allí, me fui dando cuenta de que la relación madre-hija se parece a la relación de la humanidad con la Tierra, y de que la separación del astronauta de la Tierra era comparable a la separación de Sarah de su hija”.

Retrato fiel de la exploración espacial

El filme también retrata con fidelidad la naturaleza global de la exploración espacial, mezclando un elenco internacional y diálogos en distintos idiomas. “El mundo de la exploración espacial es así. Es una comunidad de humanos en la que europeos, americanos, rusos y otros viven y trabajan juntos en el espacio”, añade Winocour.

“En el cine, la exploración espacial a menudo se representa a través del prisma de la agencia espacial estadounidense, la NASA, y los astronautas se muestran como una especie de superhumanos. Lo que me llamó la atención tras observar el proceso de preparación es que no hay nada más frágil y humano que un astronauta que se enfrenta al espacio”.

Proxima se pudo ver en los festivales de Toronto y San Sebastián en septiembre. Su estreno comercial está previsto para el 27 de noviembre en Francia y el 13 de diciembre en España.