Espacio

GMV controla los primeros satélites de la megaconstelación OneWeb

El día 27 de febrero a las 21:37 UTC, los seis primeros satélites de la constelación OneWeb fueron lanzados con éxito a bordo de un Soyuz desde el puerto espacial de Kurú. Estos 6 satélites forman parte de una constelación que estará compuesta inicialmente por 648 satélites de órbita baja (LEO) y podría extenderse a más de 900 para cubrir las necesidades crecientes de los clientes.

La constelación de OneWeb supone el sistema de banda ancha satelital de mayor capacidad jamás desarrollado y proporcionará conectividad a miles de millones de usuarios de todo el mundo, extendiendo las redes de comunicaciones a zonas del planeta donde nunca antes habían llegado por otros medios. El sistema puede brindar acceso 3G, LTE, 5G y WiFi de manera global y a precios accesibles a usuarios de todo el mundo.

Este instante marca la transición entre la definición del concepto original y la comercialización de OneWeb “para todos y en cualquier lugar (everyone and everywhere)”, con el fin de hacer realidad el cierre de la conocida brecha digital (digital divide). OneWeb se embarca ahora en el despliegue de la mayor constelación de satélites jamás producida e iniciará lanzamientos de manera regular de unos 30 satélites al mes, a partir de finales de este año.

A título de ejemplo inicial, OneWeb se ha comprometido a conectar 6 colegios situados en Alaska, Nepal, Honduras, Ecuador, Ruanda y Kirguistán, con dificultades de acceso a la red que ahora van a desaparecer.

GMV, referente en el suministro de centros de control para satélites de todo tipo, contribuirá a que todos estos objetivos se hagan realidad.

En 2016, la española emprendió un reto de gran trascendencia, al resultar adjudicataria del contrato para el desarrollo del centro de mando y control (C2) de la constelación en su conjunto.

Tras evaluar diversas plataformas C2, OneWeb se inclinó por la línea de productos de GMV, capaz de adaptarse tanto a sus complejas y específicas necesidades tecnológicas como a un estricto calendario de desarrollo.

El elemento C2 desarrollado por GMV se ha instalado en los centros de operaciones de la constelación, ubicados en el Reino Unido y en Estados Unidos, y proporcionará acceso a la telemetría y proceso de comandos, automatización de los contactos entre los satélites y la antena terrena, así como conocimiento global del estado de la constelación.

El centro de mando y control de GMV incluye distintas soluciones de la línea de productos en tiempo real de GMV, como el sistema hifly®, para el seguimiento y control de satélites; flyplan, para la automatización de contactos y fleetDashboard, desarrollado en colaboración con el equipo de operaciones de OneWeb, que proporciona conocimiento global del estado de la constelación.

Quizá también te interese...