Espacio

Hispasat alcanza un resultado neto de 80,5 millones de euros

Satélite Hispasat 36W-1

El operador español de comunicaciones por satélite, ha alcanzado en el ejercicio 2017 un resultado neto de 80,5 millones de euros, lo que supone un incremento del 220% respecto del ejercicio anterior, cuando gastos extraordinarios y la situación adversa de la participada HISDESAT impactaron negativamente en las cuentas de la compañía.

Los ingresos totales han sido de 235,1 millones de euros, lo que representa un incremento del 2,7% sobre los obtenidos en 2016. Los ingresos por capacidad espacial, sin embargo, han caído a 218,8 millones de euros, frente a los 225,5 millones del año anterior, debido a la complicada situación del mercado satelital, sumido en un vertiginoso cambio de paradigmas, con un exceso de oferta que presiona los precios a la baja y una fuerte competencia de otras tecnologías. Asimismo, los retrasos en el lanzamiento de los satélites programados también han tenido un efecto negativo en los ingresos, al no poderse comercializar la nueva capacidad prevista.
Por áreas geográficas, el 36,4% de los ingresos por arrendamiento de capacidad espacial de la compañía proviene de Europa, el 62,7% se origina en el mercado americano y el 0,98% restante se generó en otras regiones.

Durante 2017 HISPASAT ha continuado desarrollando una intensa labor comercial con el objetivo de ofrecer las mejores soluciones de comunicación y responder a las nuevas demandas del mercado. Como consecuencia, la contratación asegurada de capacidad satelital a largo plazo (back-log) de la compañía continúa siendo una de las más elevadas del sector, situándose en 4,4 veces los ingresos anuales de HISPASAT.

El EBITDA alcanzó los 192,1 millones de euros, un 9,4% más que en 2016, y el margen EBITDA se ha situado en 81,7%, cinco puntos por encima del correspondiente a ese año, manteniéndose entre los más altos del sector. Este impulso en el EBITDA obedece en gran medida al estricto control en la gestión del gasto operativo que, durante el pasado ejercicio, se redujo en más de 10 millones de euros, lo que representa más de un 19% de ahorros consolidados. Aislando los conceptos extraordinarios de gasto en los que se incurrió en 2016, la compañía ha recortado sus costes operativos recurrentes en 2,4 millones de euros, un 5,5% menos que en el año anterior.

Además, el operador siguió desarrollando su plan de crecimiento durante 2017, poniendo en órbita los satélites Hispasat 36W-1 y Amazonas 5 y finalizando la construcción del Hispasat 30W-6. La cifra de inversión ha alcanzado los 115,1 millones de euros, destinados fundamentalmente a estos programas satelitales, así como a proyectos de innovación, tanto en satélites como en productos y servicios, para dar respuesta a los retos y oportunidades que se presentan en el mercado. Esta cantidad se ha reducido un 31,4% frente a los 167,8 millones del año pasado debido a la ralentización del ritmo inversor derivada de la finalización de la actual fase de crecimiento de la flota, que culminará con el lanzamiento del Hispasat 30W-6. Consecuencia de todo ello es la disminución del ratio de endeudamiento de la compañía, que se sitúa en 1,88 veces Deuda Neta/EBIDTA.