Espacio

TAS es seleccionada por la ESA para dar soporte al procesamiento de datos de los satélites de observación de la Tierra Sentinel 2A y 2B

Sentinel 2

Thales Alenia Space (TAS), anuncia la firma de un contrato con la Agencia Espacial Europea (ESA) para proporcionar las operaciones, mantenimiento y mejora de los servicios del segmento terreno PDGS (Payload Data Ground Segment) para los satélites de observación de la Tierra Sentinel 2A y 2B. Este contrato, por valor de 29 millones de euros, llevado a cabo por la Comisión Europea como parte del Programa Copérnico, y más concretamente, para el subsistema de segmento terrestre del Componente Espacial de Copérnico (CSC), cubrirá el periodo comprendido entre mayo de 2018 y diciembre de 2021.

Los dos satélites ópticos de la misión Sentinel 2 escanean continuamente la superficie terrestre. Juntos son capaces de obtener imágenes actualizadas de la superficie de nuestro planeta al completo cada cinco días, con una resolución entre los 10 y los 60 metros. Las imágenes conseguidas son utilizadas principalmente para monitorizar la vegetación, las masas acuosas y terrestres y las zonas costeras de la Tierra. También son capaces de observar y prevenir catástrofes naturales, como inundaciones, erupciones volcánicas o corrimientos de tierra.

Abierto a la competición europea, el contrato fue conseguido por Thales Alenia Space liderando un consorcio que incluye a Telespazio – una joint venture entre Leonardo (67%) y Thales (33%) –, responsable de la integración y las pruebas de las nuevas versiones de software y su filial Telespazio France, encargada de las operaciones los siete días de la semana y de las herramientas de seguridad y de desempeño. Los otros socios son Thales Services (Francia), Advanced Computer Systems (parte del grupo Exprivia, Italia), Deimos Space (España) y C-S Systèmes d’Information (Francia). Todas ellas forman, junto a Thales Alenia Space como contratista principal, el consorcio que ha desarrollado los PDGS.

La misión del PDGS, cuyo contrato fue conseguido en 2011, consiste en la recepción de imágenes (directamente de los satélites S2A y S2B o retransmitidas por el satélite EDRS) y su procesamiento, archivo y catálogo, además de su distribución a los usuarios de todo el planeta. Desde su puesta en funcionamiento en 2015, este sistema ha permitido el intercambio de aproximadamente 750 terabytes de datos al año, lo que se traduce en más de 250.000 imágenes descargadas por los usuarios cada mes. Estas cantidades se duplicarán con la puesta en funcionamiento de la producción de las imágenes L2A (que incluirán la corrección atmosférica), haciendo del PDGS de Sentinel 2, el sistema de procesamiento e intercambio de datos de observación de la Tierra más utilizado en el mundo.

 

Quizá también te interese...