Espacio, Industria

Airbus inaugura la primera planta de producción en serie de los pseudosatélites de gran altitud Zephyr

Airbus Defence and Space ha presentado esta mañana en el Salón Aeronáutico de Farnborough el nuevo HAPS (High Altitude Pseudo-Satellite, pseudosatélite de gran altitud) Zephyr S. El Zephyr S es el primer avión de producción en serie del programa Zephyr, ya que las anteriores unidades Zephyr eran prototipos de Investigación y Desarrollo.

Zephyr es el vehículo aéreo no tripulado (UAV) estratosférico y eléctrico solar líder en el mundo. Funciona exclusivamente con energía solar por encima de los fenómenos meteorológicos y del tráfico aéreo convencional. Su capacidad completa la de los satélites, los UAV y las aeronaves tripuladas, y proporciona servicios locales asequibles y persistentes similares a los que ofrecen los satélites.

La inauguración de las instalaciones de producción, que llevan el nombre de Chris Kelleher, el inventor del Zephyr, refleja el interés de Airbus en el programa Zephyr. La planta Kelleher es la primera línea de montaje de un HAPS en serie a nivel mundial.

Este hito del programa se produce mientras el Zephyr está en el aire, tras su partida desde Arizona, EE.UU., hace unos días para realizar su primer vuelo. Este vuelo cuenta con el apoyo de los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido y pone de manifiesto la postura del Ministerio de Defensa del Reino Unido como primer cliente de este aparato innovador y potencialmente revolucionario.

Este vuelo inaugural del Zephyr S tiene como objetivo probar y demostrar las capacidades de la aeronave. La fecha de aterrizaje se confirmará una vez que se hayan alcanzado los objetivos de ingeniería. Hasta hoy, el Zephyr ha registrado casi 1,000 horas seguidas de vuelo.

En el futuro, Airbus volará el Zephyr S desde su nuevo emplazamiento operativo en el aeródromo de Wyndham, en Australia Occidental. Este lugar se ha elegido como el primer punto de lanzamiento y recuperación del UAV Zephyr debido, principalmente, a su espacio aéreo prácticamente sin restricciones y a la estabilidad de su clima. La planta estará operativa a partir de septiembre de 2018.