Aerolíneas, Destacamos, Latinoamérica

Avianca Argentina deja de volar

No acaban los problemas para Efromovich. Avianca Argentina anunció que dejará de volar durante seis meses para “reformular su plan de negocios.” .

“Con los actuales aviones y la competencia existente, resulta inviable continuar con las operaciones en estas condiciones”, declaró el CEO de la compañía, Carlos Colunga, al periódico Clarín. Aunque el cese temporal de operaciones estaba previsto para el dia 10, Avianca Argentina debió adelantar a este pasado viernes 7 la cancelación de todos sus vuelos debido a un paro de 24 horas de sus tripulantes de cabina en demanda del pago de salarios a término y en “defensa de la fuente de trabajo”.

“No podemos competir en las condiciones actuales porque, por ejemplo, en la ruta a Mar del Plata, Aerolíneas Argentinas nos pone un vuelo encima del nuestro, con un jet, a un precio más bajo y en 12 cuotas” explicó Colunga. “Es imposible para nosotros competir así. Por lo tanto, hoy presentaremos ante la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), una solicitud para dejar de operar los vuelos regulares, no los chárteres, por 180 días y en ese lapso veremos cómo reformulamos el negocio”.

Añadió además que “es muy probable que devolvamos los ATR turbohélices y traigamos aviones grandes para hacer vuelos regionales, que es probablemente donde pueda estar mejor planteada la operación. Pero eso lo iremos viendo y analizando en este lapso en que estaremos parados.”

Por su parte, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, admitió en declaraciones a Télam que la situación de Avianca es “complicada” y que se están analizando soluciones.“Avianca estuvo muy golpeada desde el principio de sus operaciones. Primero la vincularon al presidente Macri y eso hizo que se demorara el inicio de sus servicios, con todo el perjuicio económico que eso les provocó. Se demostró que nada de eso era real, pero fueron los mismos gremios que hoy protestan porque puede dejar de operar” dijo el ministro.

El funcionario atribuyó a la “intransigencia” de los sindicatos una de las razones de la crisis al señalar que “no les dejaron que pudieran desprenderse de los pilotos de A320, que tuvieron que devolver cuando se desató la crisis de Avianca Brasil y los obligaron a seguir pagando los sueldos de pilotos que no volaban y hoy reclaman porque están en crisis”. Dietrich agregó que “la crisis de Avianca Brasil impactó severamente en Avianca Argentina, ya que formaban parte del mismo grupo y eso tampoco se tuvo en cuenta para tratar de hacer el esfuerzo de sostener a la compañía”.

Avianca fue una de las primeras compañías en presentar solicitud de rutas con las primeras Audiencias Públicas realizadas por el actual gobierno, después de 12 años sin competencia en el sector. También fue una de las últimas en comenzar a operar porque debió enfrentar denuncias sobre su posible relación con el presidente Mauricio Macri o su familia. Avianca había comprado MacAir, una empresa ligada a los Macri, al empezar a operar en 2017.

El principal accionista de Avianca Argentina, al igual que de Avianca Brasil, es Germán Efromovich, que fue desalojado recientemente de la presidencia de la Junta Directiva de Avianca Holding de Colombia tal como publicamos hace unas semanas.

Pero estas dos empresas están separadas de lo que es Avianca Holdings: “Avian,  Líneas Aéreas S.A. es una compañía totalmente independiente de Avianca Holdings, por lo  tanto, su situación legal, financiera y operacional es ajena a la Holding y a sus subsidiarias”, informó Avianca Argentina. “La relación existente entre AVH y Avian se limita a la autorización de uso de la marca Avianca y por ello dicha compañía es conocida comercialmente como Avianca Argentina, agrega la nota de prensa.

Avianca Holdings reitera que el 100% de sus rutas hacia y desde el mercado argentino: Lima-Buenos Aires (Ezeiza) y Bogotá-Buenos Aires (Ezeiza), continúan operando con normalidad.

Quizá también te interese...